• Marcos Carrillo #37 Col Vista Alegre C.P 06860 Del. Cuauhtemoc, CDMX
  • 55 7574 5507 y 55 5741 5622
  • Marcos Carrillo #37 Col Vista Alegre C.P 06860 Del. Cuauhtemoc, CDMX
  • 55 7574 5507 y 55 5741 5622

Desarrollo Rural

DESARROLLO PRODUCTIVO RURAL, URBANO Y PERIURBANO

Organización para la producción y redes agroalimentarias

 

El presente documento pretende ser una guía para direccionar el devenir del desarrollo productivo de la CIOAC JDLD en el marco nacional e internacional conforme a sus propios principios. Esto con el fin de lograr encaminar los esfuerzos correspondientes hacia la aplicación de sus fundamentos en el campo y la ciudad.

Nuestro documento rector considera que el modelo de desarrollo rural implementado con diferentes matices por los gobiernos ha provocado sólo abandono del campo y acusándolo de improductivo para así justificar su privatización, manteniéndolo descapitalizado, sin financiamiento y con muy reducidos presupuestos, créditos limitados y reglas de operación desproporcionadas que afectan la producción. Es así como resulta un campo con escasos recursos, una gran pobreza y miseria en México, dejando de lado la capacidad competitiva y mexicanos expuestos a las acechanzas del exterior. En ese sentido la organización para la productividad que queremos impulsar deberá estar dirigida a fomentar un modelo de desarrollo rural y urbano que se oriente principalmente a beneficiar a los campesinos productores de alimentos, que sus metas sean mejorar las condiciones de producción en todos los aspectos; exigir mejores apoyos institucionales y que realmente se apliquen a la productividad, al desarrollo de cultivos y a su comercialización, también asegurar que el campesino tenga todos los apoyos con créditos y presupuestos suficientes para mejorar la tierra, para comprar insumos, para cultivar, producir y consumir saludablemente y comercializar importando y exportando los excedentes de su producción a precios competitivos pero justos.

 

Contexto global

Los productores rurales, sobre todo pequeños y de agricultura familiar de Europa, América Latina y Asia libran una batalla en contra de los transgénicos y agroquímicos producidos por las grandes trasnacionales como Monsanto, Syngenta, Pioner, Agro Science, Bayer, utilizados para producir más alimentos so pretexto de reducir el hambre en el mundo. Los alimentos que estas trasnacionales han producido desde hace más de 5 décadas han contaminado los suelos, el agua, el aire y la salud humana tanto de los productores como de los consumidores. Datos de la OMS, reconocen que el consumo de alimentos transgénicos y agroquímicos han elevado los índices de enfermedades degenerativas del sistema inmunológico como diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, incluso, son causantes de abortos espontáneos, malformaciones genéticas, enfermedades de la piel, respiratorias y neurológicas. Actualmente, el Instituto Tecnológico de Massachusetts agregó a la lista el autismo y la enfermedad celiaca (intolerancia al gluten).

Contexto nacional

Con las reformas estructurales así como la firma del TLCAN, la reforma al artículo 27 constitucional, la Ley de Minas, la Reformas Educativa, Energética, Fiscal, etc., en sus diferentes fases, México se abrió a los capitales internacionales. Esa política ha creado dependencia, miseria, pobreza, enfermedades sobre todo de las grandes mayorías tanto de la población en su conjunto como en el caso particular del campo; ha generado también desempleo y estamos a punto de quedarnos solos en América del Norte, de insistir los Estados Unidos de América en el proteccionismo, es decir, cerrar sus fronteras lo más posible, que no vengan sus capitales a México, excepto si con ello obtienen más ganancia para ese país y cerrar las oportunidades a nuestros compañeros.

El mercado interno como en su conjunto, los mercados regionales, estatales, populares y tradicionales se han visto afectados por la presencia de las transnacionales y su gran capacidad en diferentes momentos de las redes de valor productivo. Todas las ramas más importantes alimentarias están controladas por ese tipo de empresas.

PRIMERA PARTE

 

Las ideas centrales para el desarrollo rural

 

1.-Las prácticas de las organizaciones campesinas en lo relativo a la participación en la producción y todo el sistema de comercialización, agro industrialización y hasta el consumo, han estado atravesadas por ideas  sobre el desarrollo que hay que tener en cuenta porque esas representan el plan, la guía, la brújula sobre la cual se camina.

Nuestra civilización a través de la evolución ha caminado aprendiendo de sus errores para no repetirlos y realizar cambios que generen beneficios a su comunidad, tal es el caso de nuestra organización, no es la excepción aprendiendo que los caminos recorridos en materia de productividad en el campo, han tenido sus errores y también sus aciertos, de estos es precisamente que debemos retomarlos y caminar hacia un horizonte con planes y estrategias que aporten beneficios a todos nuestros compañeros, jóvenes, mujeres, campesinos, obreros y estudiantes que trabajan por mejorar las condiciones de vida de sus familias.

2.-Si la CIOAC-JDLD está consciente de esas ideas podrá conducir mejor su vida, de lo contrario dependerá de las ideas de otros para poder caminar.

Por ejemplo, el Estado mexicano en su relación con las organizaciones campesinas durante muchas décadas ha impuesto sus ideas, sus criterios de cómo caminar en el desarrollo rural y esas ideas se las ha impuesto a las organizaciones a través de diferentes vías, por ejemplo los programas del PEC, planes de desarrollo nacionales , regionales etc.

3.-Del conjunto de ideas, sobre el desarrollo rural más relevantes de los últimos años  y que han tenido una influencia abrumadora en América Latina , sobre todo en México y al interior del gobierno mexicano y entre las organizaciones campesinas, tenemos las siguientes.

Hay que observar que estas ideas se expresan directamente en los principales programas de gobierno como son los planes sectoriales por ejemplo los de la SAGARPA, igualmente tienen una influencia decisiva en el caso de la elaboración del Programa Especial Concurrente.

Estos elementos aparecen   descritos  en los estatutos, por ejemplo tal es el caso del contenido del artículo 2 de los estatutos, los cuales al incluir que la CIOAC-JDLD incorpora a los actores o representantes agroindustriales y en los hechos las redes de valor, porque el tema de la agroindustrialización es por excelencia relativo a redes agroalimentarias igualmente a sujetos que están en esas actividades, las cuales generan valor.

A continuación se presentan las principales de ideas sobre el desarrollo rural:

a.- La Teoría del actor social

b.- La Teoría de la nueva ruralidad

c.- La Teoría del desarrollo territorial  sustentable

d.- La Teoría neoinstitucional en el campo.

e.- Y las teorías críticas  en el ámbito rural.

De estas teorías se retoman para el análisis aquellas que están más a la mano y que debemos pensar para la definición de las principales orientaciones de la CIOAC-JDLD en cuanto a los aspectos productivos y las cadenas agroalimentarias y redes de valor.

Los  contenidos  de estos enfoques nos permitirán conocer y comprender mejor la estructura del PEC, el cual al final de cuentas contiene varios aspectos de esas teorías. Por ejemplo el PEC tiene influencias decisivas de las teorías del modelo neoliberal como es la orientación de los recursos hacia grandes unidades de producción, excluye de sus enfoques el hecho de que las estructuras de los mercados están condicionados por empresas transnacionales que definen precios y contenidos de nuestro consumo. De hecho estas teorías son la base de orientar nuestros esfuerzos hacia los mercados externos, descuidando el mercado interno. Y fundamentalmente son la base de descuidar el desarrollo de la mayoría de las unidades de producción nacionales, o sea los pequeños productores, las pequeñas unidades de producción, la economía campesina, la indígena y la agricultura familiar.

En el caso de la teoría del desarrollo del actor social

Quizá el interés en esta teoría esté, en que niega que los cambios que se han generado en el campo estén dictados por poderes hegemónicos supranacionales o por intereses capitalistas internacionales.

Para las organizaciones en México sobre todo las democráticas y progresistas los cambios en el campo por ejemplo en cuanto al comercio internacional y la distribución del gasto público, sí tienen que ver con la presencia en México de las empresas transnacionales. Su presencia es incuestionable en varias estructuras de mercado como el huevo, la leche, el maíz, el trigo, etc.

Se opone a las posiciones que reivindican las relaciones Estado-organizaciones campesinas.

Para esta visión los campesinos, los jornaleros, los migrantes se encuentran en igualdad de condiciones con el resto de otros actores, por ejemplo los grandes grupos altamente capitalizados, asunto que no parece corresponder al caso mexicano.

Sostiene que estos actores construyen su realidad en igualdad de condiciones que el resto y que no existe un control o dominio de otros “actores” por ejemplo las grandes empresas.

En el caso de la nueva ruralidad

Esta teoría surgió  en los 70s en Europa, en el momento en que había sobrantes productivos y deterioro del medio ambiente y se trasladó a América Latina y en particular a México.

Eso llevó a poner énfasis en lo ecológico y la reorientación de los subsidios, por ejemplo la vertiente no estaba incluida en el presupuesto o gasto público rural y pasó a formar parte del PEC, incluso algunos programas pasaron a formar parte de esta vertiente en donde recursos internacionales estaban incluidos en lo ambiental, aunque para algunos conocedores del medio rural, por ejemplo PROGAN no tiene porque están ahí incluido en el tema ambiental.

Otros temas que aparecen asociados en el PEC  a esta corriente del pensamiento en el desarrollo rural es la cuestión de la conservación, de ahí que tenemos el programa COUSSA en el que se refiere precisamente el tema de la conservación, todo ello ponía a México en la moda de la propuesta de temas asociados al ambiente. Tal es el caso también de los componentes como pagos por servicios ambientales y otros, en el PEC.

Tales reorientaciones del PEC trajeron para algunos de los críticos de esta teoría del desarrollo que los presupuestos se dirigieran hacia asuntos ecológicos y no tanto a incrementar la producción.

El poco énfasis en los aspectos productivos de los presupuestos llevaron a que las familias rurales diversificaran sus fuentes de ingresos dedicándose a otras actividades, (algunas de esas actividades no creadoras necesariamente de valor agregados en las cadenas alimentarias)  y consecuentemente ello implicó reducciones en la producción de alimentos que trajo consecuencias para México de mayor dependencia alimentaria.

De ahí la importancia de analizar esta expresión del desarrollo rural y qué tipo de posiciones requerimos como CIOAC-JDLD al momento de decidir sobre estos temas.

Dadas las condiciones actuales de mayor dependencia alimentaria nuestra visión del asunto es que se requiere tener cuidado en el caso del ambiente y los recursos naturales pero es indispensable priorizar la producción de alimentos para evitar el hambre y la pobreza extrema. Enfatizando el uso de insumos orgánicos para coadyuvar al cuidado y protección de los recursos agua y suelo principalmente.

Esta teoría sostiene que hay un proceso de desagrarización del campo, envejecimiento de la población rural y caída de las actividades propiamente agrícolas en el medio rural por lo que se justifica reorientar las actividades rurales. Ello ha llevado a abandonar las actividades productivas con consecuencias fatales para el campo y sus familias. Por la poca importancia que los gobiernos le han dado al desarrollo rural en su conjunto.

 

En el caso de la teoría del desarrollo territorial sustentable

Esta posición igualmente surge en un contexto de sobreproducción de alimentos en los años 90  y caída de los precios en Europa y sostiene que es necesario privilegiar políticas que reduzcan la producción.

Hay que advertir que luego esa situación se transformó y no necesariamente la sobreproducción ha sido una característica nuestra aunque en sus momento si nos impactó las caídas de los precios de los alimentos básicos.

Esta teoría sostiene que hay que abandonar el concepto de la visión sectorial de la agricultura  por una visión territorial.

La visión sectorial: agricultura, ganadería, silvicultura etc. lleva a tener una visión separada de todas esas actividades y no nos ve o analiza de manera integral o territorial lo cual puede perjudicar un desarrollo integral. Quizá sea  esta una de las características de esta teoría que son de utilidad para las organizaciones campesinas nacionales.

Comparte también con la nueva ruralidad la idea de cuidar más el ambiente. Hay un deterioro del medio ambiente por el impulso a la productividad y en consecuencia pone el énfasis en la multifuncionalidad de  los productores rurales.

Esta visión de la multifuncionalidad ha tenido una fuerte influencia en el caso de México al momento de diseñarse el PEC y poner en práctica varios programas, por ejemplo la combinación de programas de corte social y los de corte productivo.

En su momento esta visión ha sido clave en la definición del Acuerdo Nacional para el Campo, donde se hace énfasis en el carácter multifuncional de la agricultura.

Ello implica que en los programas para el medio rural habría que reorientar los recursos hacia la creación o promoción de actividades no necesariamente agrícolas, sino de otro corte por ejemplo actividades de servicio como el comercio, etc.

En el caso de estas dos teorías anteriormente mencionadas poner el énfasis en esos aspectos no está tan mal aunque esos fenómenos a los que se hace referencia pertenecen más a las características europeas o norteamericanas, pero en el caso de México con hambre y dependencia alimentaria es necesario tener otro tipo de ideas  o poner otras necesidades en el centro de nuestras inquietudes, con respecto al desarrollo rural.

 

En el caso de la teoría del desarrollo neoinstitucional en el campo

Esta concepción tiene algunos rasgos de interés para nosotros en particular cuando se señala que las reformas económicas y el achicamiento del Estado generaron un vacío institucional, en el cual los productores dejaron de tener interlocutores y se enfrentaron a condiciones de competencia sin posibilidad de salir victoriosos.

 

En el caso de las teorías críticas del desarrollo rural

Este tipo de corrientes se preguntan sobre las causas que permiten el dominio del capital financiero  y transnacional  en el  ámbito alimentario mundial.

Para una situación práctica de la CIOAC-JDLD todos los elementos señalados son claves al momento de tomar decisiones.

En cada caso podemos señalar que esas concepciones tienen influencias en nuestra manera de ver las cosas y de  algunas de esas corrientes podemos retomar aspectos que nos sean de utilidad.

 

SEGUNDA  PARTE

Aspectos prácticos de la revisión de los anteriores enfoques para el mejor desenvolvimiento  de la CIOAC-JDLD en los aspectos productivos y de las redes agropecuarias  y  agroalimentarias.

1.- Hace más o menos 25 años que la nueva ruralidad empezó a tener influencia. De haber tenido una posición clara por parte de las organizaciones en cuanto a lo que esta teoría sostiene, nos hubiéramos opuesto y habríamos hecho énfasis en enviar los recursos del gasto público rural a la producción de alimentos y exigir mayores recursos para los pequeños productores. No tendríamos la situación actual de profundidad en la dependencia y lo mas importante los pequeños productores tendríamos más experiencia en todo lo que involucra las cadenas agroalimentarias y redes de valor.

2.- La aceptación acrítica de la multifuncionalidad  en el acuerdo nacional  para el campo nos llevó a la creación de una serie de actividades que si bien es cierto están en el medio rural, no son directamente producción agropecuaria que es en lo que hubiéramos hecho énfasis.

Lejos estamos de tener un campo de tipo europeo o norteamericano y no podemos aplicar teorías  que están lejos de nuestra realidad.

3.- Muchas de las organizaciones han aceptado las posiciones de las teorías del desarrollo del actor social por ejemplo soslayando o dándole un peso secundario al papel que tienen en México las empresas transnacionales. Una posición más contundente hubiera significado una más fuerte, aunque respetuosa pero enérgica protesta contra los intereses que se han generado en los últimos años al interior  del gobierno federal y estatales al ofrecerles privilegios a esas empresas las cuales han dominado las principales cadenas de producción y de alimentos en el país sobre todo en el marco del modelo neoliberal.

4.- En el caso de la nueva ruralidad, el reorientar los subsidios a los aspectos ecológicos,  si bien es un aspecto que no hay que descuidar, al hacerlo descuidamos otros aspectos que tienen que ver más con lo productivo de nuestras unidades de producción. Eso nos hubiera llevado a lograr más experiencias en los aspectos de la innovación, la tecnología, la capacitación administrativa  etc.

5.- El conjunto de estas teorías han hecho énfasis en los mercados externos y ahora estamos en una situación muy endeble con respecto a nuestro mercado interno y esas han sido oportunidades que se han perdido para las pequeñas unidades de producción.

6.- Hemos perdido la oportunidad de comprender y acelerar otros procesos como el desarrollo de otras agriculturas alternativas a la agricultura industrial que si las hubiéramos practicado estaríamos en una situación de mayor fortaleza, de mayor participación en las redes agropecuarias y agroalimentarias y de ingresos para nuestras familias.

7.- Nuestras propuestas en cuanto al gasto rural no serían de índole específicamente cuantitativos, sino serían propuestas más técnicas y más orientadas hacia el tipo de agricultura que podemos y deseamos construir, a partir de programas más enraizados en nuestra realidad  y no a partir de realidades como la europea y la norteamericana.

TERCERA PARTE

LAS AGRICULTURAS

Ideas centrales para el desarrollo rural en términos de qué tipo de agriculturas se impulsarán en la CIOAC-JDLD.

 

La agricultura industrial

La agricultura que en realidad hemos venido practicando desde muchas décadas atrás ha sido la agricultura industrializada.

Se trata de una agricultura vinculada al uso masivo de agroquímicos que han tenido impactos muy negativos sobre los suelos, el subsuelo, las aguas, los bosques y la salud humana.

Todos esos impactos además de ser muy destructivos para el medio ambiente y para los seres humanos.

Se puede observar que de acuerdo a las tendencias mundiales ese tipo de agricultura tiende a ser rechazada sobre todo en las economías más desarrolladas, por lo que en la CIOAC-JDLD debemos poner atención en ese tipo de agricultura y proponernos reflexionar esa situación y saber superarlo en la medida en que estemos conscientes de que estemos correctos en ese diagnóstico.

Por otro lado no estamos en contra del avance tecnológico, pero si en contra de esa tecnología que ha sido usada para hacer a un lado al campesino y  sacarlo de su territorio, por lo cual el campesino debe usar tecnología en su propio beneficio, valerse de cualquier estrategia que le permita reducir el trabajo con mejores rendimientos en los tiempos de trabajo pero asi mismo rendimientos en la productividad de sus cultivos.

 

La agricultura orgánica

Una vez que los investigadores serios de universidades como la de Chapingo, en nuestro país y a nivel internacional en Europa y Sudamérica, han demostrado que la revolución verde ha sido un fracaso, que la agricultura industrializada solo ha traído consecuencias nefastas a los ecosistemas donde se desarrolla, a la salud de los seres humanos, que se ha demostrado que es causa de muerte por enfermedades como diabetes, hipertensión, asma y hasta cáncer, surge la necesidad de generar un cambio drástico que rompa con esas prácticas y construya otras que promuevan entre los seres humanos una alimentación sana, diversa y de calidad, que le construya una mejor calidad de vida.

Las características de una agricultura orgánica son, que no daña los recursos naturales en los cuales se desarrolla, no desertifica, no daña el aire que se respira, ni el agua que se recicla en nuestro planeta, está en armonía con los ecosistemas y la vida en ellos, a su alrededor, genera una independencia de las trasnacionales.

Es importante considerar la extracción indiscriminada de recursos naturales en nuestro país que realizan tanto empresas extranjeras como nacionales, cuyo interés particular estriba en la apropiación de territorios, para la producción industrializada y el generar mayor dependencia pues solo consumimos sus alimentos industrializados y carentes de nutrimentos. Sin embargo las empresas trasnacionales también han incursionado en la producción y control de alimentos orgánicos.

La defensa de estos recursos naturales que pertenecen a las comunidades, es también parte de la lucha de la CIOAC JDLD, es ahí en donde se encuentra el sustento para todos los mexicanos, es ahí en donde se trabaja no solo en la producción agrícola, sino en la producción forestal y recursos madereros como diversas especies de plantas medicinales que  muchos pueblos utilizan como remedios caseros, especies comestibles como la gran variedad de hongos que son sustento de las familias que habitan en los bosques, la recolección de diversos materiales desecho del bosque desde hojas, ramas, maderas, para la elaboración de artesanías, etc. Es entonces indispensable considerar a estos productores, que en su mayoría son indígenas, que se sostienen de los recursos naturales y que están siendo amenazados para salir de sus territorios.

Esos territorios en los cuales se puede realizar la producción orgánica de todas las semillas de cultivos básicos como el maíz, el trigo, la cebada, la soya, los frutales, las hortalizas, plantas medicinales y todos los forrajes alimento para ganado, praderas para producción de ganado, producción de aves y pequeños mamíferos etc. Que fomentarán las buenas prácticas agrícolas, el consumo de alimentos sanos y la comercialización de los mismos, a nivel local, nacional e internacional.

Por otro lado en el mundo crece la demanda de productos orgánicos y los exigen pagando su precio, el cual es considerado como elevado, debido a que es un producto que tiene calidad y en inocuo, es decir no daña la salud, como lo hacen los alimentos industrializados que contienen saborizantes y colorantes artificiales así como conservadores que en su mayoría son tóxicos y contienen cancerígenos.

Los productos orgánicos también garantizan que durante su proceso de cultivo, mantenimiento hasta la cosecha y transportación son libres de agroquímicos. Esta condición ha motivado que diversas empresas se comprometan a certificar la calidad el producto con la intención de ofrecerle al consumidor la calidad de un producto orgánico. Lamentablemente se dan casos en que dichas empresas, caen en corrupción para certificar productos que no cumplen con los estándares.

Siendo conscientes y cumpliendo con las normas de calidad que un producto orgánico exige podemos acceder al mercado internacional en el cual nuestros productores podrían incluirse agregando valor a sus productos y generando mayores beneficios económicos, sociales y culturales para ellos, sus familias y sus comunidades.

 

La agricultura agroecológica

La agroecología es la ciencia y la aplicación práctica de conceptos y principios ecológicos al estudio, el diseño y la gestión de las interacciones ecológicas en los sistemas agropecuarios (por ejemplo, las relaciones entre elementos bióticos y abióticos). Este enfoque sistémico integral en materia de desarrollo de los sistemas agropecuarios y alimentarios se basa en muy diversas técnicas, prácticas e innovaciones, que incluyen los conocimientos locales y tradicionales además de los de la ciencia moderna.

En este sentido uno de los sistemas a defender por su importancia en la conservación de suelos, la optimización del uso de agua, por la perfecta distribución de todos los minerales y nutrimentos en el suelo, la diversidad de nutrimentos otorgados al campesino y sus familias, el recomendable  uso de recursos, es el Sistema Milpa, el cual surgió hace más de 9 mil años, y llegó a ser el único sustento de las familias mexicanas. En este sistema uno de los más importantes integrantes es el maíz que vive en estos momentos su lucha por subsistir ante el embate de las trasnacionales que llegan imponiendo las semillas transgénicas, con el riesgo inminente de la pérdida total de nuestras semillas nativas, que son el sustento de todos los mexicanos, poniendo en riesgo su independencia alimentaria.

Las empresas trasnacionales como Monsanto promueven la siembra de maíz transgénico en territorio mexicano. Estos ataques a las comunidades y sus territorios, así como los programas de gobierno para que cambien sus semillas por híbridos –y luego transgénicos–, para hacerlos adictos a fertilizantes sintéticos y agrotóxicos de las empresas, es una trampa en la que muchos han caído. Se suma a la brutal amenaza de despojo que significan las leyes secundarias de la reforma energética, que dan prioridad y ventajas a la explotación energética sobre sus derechos a la tierra.

El concepto de que el maíz es el alimento básico de México implica también considerar que existen más de 60 razas nativas, distribuidas en nuestro país, en los cuales cada región lo utiliza dándole la preparación en alimentos y bebidas muy diferentes, dependiendo de si se trata de la región norte, centro o la del sur. Y por supuesto tampoco se puede separar la importancia fundamental que tiene en la cultura de México en la vida de millones de familias mexicanas.

Nuestro país puede alcanzar su seguridad alimentaria en maíz sin recurrir a la tecnología de transgénicos, que implican riesgos y peligros a la  salud de los ecosistemas, así como del ser humano.

En nuestra organización debemos avanzar en el análisis de las estrategias para contribuir a revertir el cambio climático, estudiar a fondo, conservar y promover la protección y defensa de la gran diversidad de maíces nativos y sus acompañantes en el sistema milpa como son el frijol, la calabaza, el chile, los quelites, los chayotes, los tejocotes, las plantas medicinales etc. Utilizar los recursos naturales sin que esto implique la destrucción de los mismos, respeto a los ciclos de vida de cada ser vivo, llámese planta o animal, todo ello en el marco de una agricultura sustentable y agroecológica.

El Sistema Milpa es ya considerado Patrimonio Biocultural y Tecnología Agropecuaria, por ello es importante que nuestra organización incluya entre sus propósitos el rescate de esta importante fuente de producción de alimentos.

 

Agricultura urbana y periurbana

La agricultura urbana y periurbana surge como una estrategia organizativa, para el abasto de alimentos frescos, la supervivencia familiar-local, la sostenibilidad ambiental y como necesidad de los habitantes de la ciudad para contribuir a mejorar la calidad de su alimentación, toda vez que solo consumen alimentos industrializados. La agricultura que se desarrolla en las zonas urbanas y periurbanas permite impactar en diferentes ámbitos:

El ambiental, al reciclar materia orgánica que se utiliza como sustrato, propicia la separación de basura doméstica y la elaboración de compostas familiares de barrio y/o municipales; ahorra agua, fomenta el uso de baños secos separadores de orina y evitar que las descargas vallan a los cuerpos de agua limpia; promueve la cosecha de agua de lluvia y su almacenamiento en cisternas familiares; promueve el reusó de contenedores como macetas, tinas, cubetas, cajas de madera que se utilizan para el cultivo de semillas de hortalizas, las cuales se consiguen en tianguis orgánicos. No usa agroquímicos, por lo cual contribuye a evitar contaminación de ríos, suelo y aire.

El ámbito económico, aun cuando los huertos familiares no están pensados como pequeña empresa o de negocio, las familias son capaces de ahorrar dinero que yo no gastan en los mercados comprando hortalizas. Y como no compran agroquímicos que son caros, aquí también hacen ahorros.

El ámbito social, la dieta de la familia mejora al tener disponibles verduras sanas y frescas, con todo su sabor y contenido nutritivo. Se reducen riesgos de enfermedades. Se promueve la educación ambiental, cuyo proceso puede reforzar los lazos comunitarios y organizaciones vecinales.

Sin duda la agricultura urbana contribuye a un sinnúmero de procesos, en particular en la distribución del ingreso, a través de su  autogeneración y de la producción de alimentos a menor precio, pero sobre todo sin agroquimicos; así como la participación en el desarrollo sustentable en México, con una mejor relación de lo rural-urbano.

Las directrices o lineamientos de política deben contribuir al surgimiento de políticas públicas adaptables a las circunstancias del país o de las propias localidades, siempre con la intervención de los actores involucrados en los procesos y fases, de reproducción, distribución y consumo. Conforme a las tradiciones y costumbres de alimentación en cada comunidad.

La producción alimentaría en el ámbito urbano y periurbano, la cual puede contribuir al alivio de la pobreza y la sustentabilidad alimentaria mediante el consumo de productos cultivados directamente por los consumidores, generación de empleo e ingresos adicionales; abastecimiento local de alimentos frescos y nutritivos (carne de pollo y de pequeños rumiantes, frutas vegetales, productos lácteos);manejo ambiental eficiente a través del uso productivo de desechos orgánicos como fertilizantes; y uso productivo de espacios abiertos, adecuados y no utilizados que son por lo común continuos a las viviendas, por lo que tienen la garantía de ser cuidados permanentemente.

La Población beneficiada serán los grupos urbanos vulnerables, entre los que se encuentran los desempleados, migrantes, madres solteras, pensionados, discapacitados, personas mayores que  carecen de apoyo familiar, indígenas, trabajadores del sector formal que reciben ingresos decrecientes o inestables y quienes dependen de las pequeñas actividades del sector informal; y, desde luego, todos aquellos habitantes que han puesto resistencia de ser desplazados de sus tierras y acosados por el crecimiento urbano.

La estrategia de sustento de comunidades, pueblos y colonias muestra la importancia que puede dar la actividad agropecuaria en áreas urbanas, asumiendo importancia en tierras pobres y de difícil acceso a los insumos, tecnología y crédito para cambiar sus estrategias de sustento en la urbanización aprovechando sus niveles de habilidad, salud y  seguridad de alimentos. Esta aproximación conceptual para la determinación de la población objetivo permitiría crear las bases para dirigir la política propuesta o al menos programas y acciones dirigidas a este segmento de la población en el país.

 

Metas de la agricultura urbana y periurbana

Los objetivos de la política pública en agricultura urbana representan la necesidad de determinar y establecer a corto y mediano plazo, en primera instancia el espacio para generar empleos e ingresos que sin duda tendrían que disminuir la pobreza; aprovechar los espacios en un proceso de sustentabilidad y generación de servicios ecológicos a las ciudades; generar y proporcionar tecnologías y asistencia técnica que permita una competencia equilibrada en el uso del aprovechamiento de la tierra y agua, entre otras metas cuantificables en la medida de que se establezcan las variables que incluyan la ejecución de la política pública.

Los objetivos están usualmente vinculados con una o más unidades operacionales, son típicamente de corto plazo y están ligados a los presupuestos anuales. Necesitan ser revisados a medida de que el gobierno federal, estatal y municipal respondan a los cambios en sus recursos y ambiente.

El diseño  de esta política pública que considere la actividad agropecuaria urbana y periurbana deben asegurar que su ejecución contenga: metas claras, confiables y que reflejen la visión de los ciudadanos y de quienes se la formulen; que los objetivos de las políticas sean alcanzables, factibles, confiables, técnicamente sólidos, consecuentes con las prioridades de los gobiernos. Asimismo, considerar los factores sociales y políticamente aceptables.

CUARTA PARTE

 

La CIOAC-JDLD fomentando el desarrollo productivo del país  y las redes agropecuarias y agroalimentarias

Con el propósito de avanzar en el desarrollo productivo acorde a nuestro territorio mexicano, en la defensa de los sistemas de producción que fomenten el uso sustentable de los recursos naturales beneficiando a las futuras generaciones y promoviendo una cultura de trabajo en la defensa del territorio, de los derechos a la alimentación adecuada, sana, nutritiva, suficiente y de calidad nuestra organización se propone los siguientes objetivos:

1.- Participar y desarrollar actividades en la agricultura orgánica

2.- Participar y desarrollar actividades en la agricultura agroecológica

3.- Buscará transitar de la agricultura industrial a las agriculturas cuya relación con la naturaleza sean más compatibles con una alimentación sana y adecuada.

4.- Capacitación a todos sus agremiados jóvenes y adultos, en la innovación y el desarrollo tecnológico para la mejora de los procesos productivos.

5.- Tener conocimiento de las principales tendencias del consumo en las áreas urbanas, periurbanas y rurales para producir y consumir localmente.

6.-Capacitación en el conocimiento administrativo, contable, financiero, agroindustrial y de todas las tecnologías nuevas como la nanotecnología, la biotecnología rumbo a tener perspectivas en el desarrollo de opciones pasadas, presentes y futuras para mejor participar en la producción de productos del campo, la que se genere en las zonas urbanas y periurbanas y otras modalidades.

7.- Impulsará la creación de redes agropecuarias y agroalimentarias y su desarrollo y contribuirá a la formación técnica de miembros de la Central en esas redes.

8.-La CIOAC JDLD se mantendrá muy informada de todos los temas que estén vinculados con la problemática asociada a la producción, comercialización, industrialización y consumo de los productos del campo, la producción urbana y periurbana, sea esta información emanada de los centros de investigación, el poder legislativo, el ejecutivo y de instituciones a nivel nacional e internacional.

9.- Para el desarrollo de personal altamente capacitado en las redes productivas y agroalimentarias la CIOAC JDLD impulsará la formación técnica de sus miembros para desatar el potencial de toda la estructura productiva.

10.- La CIOAC JDLD impulsará la creación de ramas de producción, en productos tradicionales y nuevos productos.

11.- Identificará con personal especializado mejoras en las prácticas culturales que mejoren la calidad técnica de la producción, que permitan realizar innovaciones, que agreguen más valor a sus productos.

12.-Favorecerá la capacitación en congresos, simposios, foros, talleres y cursos.

13.-Analizará las propuestas asociadas al tema de las redes de producción y agroalimentarias como son los planes sexenales, sectoriales, proyectos regionales y otros proyectos como por ejemplo los de las zonas económicas especiales.

14.- Analizará y propondrá ideas en torno a los proyectos de desarrollo regional, estatal, nacional e internacional.

15.-LA CIOAC JDLD impulsará acuerdos, convenios etc. con consumidores urbanos y rurales para establecer nuevas fórmulas, mecanismos para crear nuevas e innovadoras relaciones entre productores y consumidores que redefinan la relación producción-consumo desde una perspectiva que involucre todo el avance que se ha tenido en cuanto a los debates en torno a la alimentación adecuada y nuevas formulaciones en cuanto a la reestructuración de la agricultura.

16.- Propondrá el rescate del Sistema Milpa como una alternativa de productividad para las familias y su sustento, asi también como una estrategia de conservación de recursos naturales.

17.- Propondrá la utilización de espacios en las zonas urbanas y periurbanas, con la producción de hortalizas, plantas medicinales y frutillas, así como aves y pequeños mamíferos, como alternativa para fortalecer el sustento alimentario de las familias.

18.- Promover en las instituciones, el apoyo a aquellos pobladores, que se interesen en producir para el autoconsumo o la comercialización, en traspatio o solares de las zonas urbanas y periurbanas que hasta hoy no cuentan con atención por parte de los programas institucionales.

19.- Defensa de nuestras semillas nativas, derecho a producir las plantas medicinales de uso tradicional y cotidiano por las comunidades.

20.- Rescate de chinampas y otros sistemas de producción de alimentos sanos.

21.- Impulsará acuerdos y convenios con instituciones académicas, para promover el mejoramiento de suelos, la transferencia de tecnologías y la capacitación permanente y constante de sus técnicos y agremiados, con temas para la protección y conservación de los recursos naturales en nuestro país, promoviendo un desarrollo rural, urbano y periurbano que garantice la alimentación sana y adecuada de los mexicanos.

22.- Atención a los temas relacionados con las instituciones en el caso de la producción agroalimentaria, en los temas de:

  1. a) Proyectos productivos
  2. b) Certificación de origen y certificación de orgánicos (aprovechamiento de los recursos de la secretaria en relación con capacitación y eventos)
  3. c) Seguimiento a proyectos pagados y en desarrollo.
  4. d) Seguimiento a proyectos de impacto
  5. e) Estudiar la factibilidad del manejo de fondos de aseguramiento entre otros.

23.- Seguimiento a las propuestas de proyectos productivos enviadas e identificadas a partir de la información que se tiene.

24.- Formación y fortalecimiento de redes de valor y redes productivas acordadas por el Congreso Nacional, en coordinación con la Secretaría General y la Secretaría de Organización y con los responsables por rama productiva.

25.- Establecer metas y fechas para conformación de figuras de segundo nivel en los aspectos productivos y comerciales.

26.- Establecer un programa de seguimiento, fortalecimiento y consolidación de empresas rurales de nuestra organización induciendo su integración a los ejes del fortalecimiento (implementación de mejores prácticas técnicas, financieras y jurídicas).

27.- Certificación de producción orgánica aprovechando el convenio firmado con la Universidad de Chapingo y otros convenios que nuestra organización tenga o genere en un futuro.

28.- Enfocar las agencias de desarrollo rural que gestionamos, ante la SEDESOL, a la consolidación de figuras de segundo nivel y la presentación de proyectos de impacto regional.

29.- En coordinación con la Secretaria de formación política y capacitación, desarrollar un esquema de capacitación para los responsables de planeación y desarrollo rural de los estados y los equipos técnicos enfatizando los acuerdos del Congreso para su mejor desarrollo.

30.- Elaboración del padrón de productores con datos básicos, como los terrenos con los que cuenta, productos, capacidad productiva, rendimientos, en formato adecuado para el manejo de esta información.

31.-Uso de las redes sociales para toda la información relacionada con el campo.

LA CIOAC-JDLD FOMENTANDO EL DESARROLLO PRODUCTIVO DEL PAIS  Y LAS REDES AGROPECUARIAS Y AGROALIMENTARIAS

La mesa numero 2 con el tema desarrollo productivo

Presidente. Susano Ramos Geronimo del Estado de Chiapas

Primer Secretario: Higina Xolocotzin Romano del Estado de Tlaxcala

Segundo Secretario: Robert Ezequiel Canul Jimenez

Con el propósito de avanzar en el desarrollo productivo acorde a nuestro territorio mexicano, en la defensa de los sistemas de producción que fomenten el uso sustentable de los recursos naturales beneficiando a las futuras generaciones y promoviendo una cultura de trabajo en la defensa del territorio, de los derechos a la alimentación adecuada, sana, nutritiva, suficiente y de calidad nuestra organización se propone los siguientes objetivos:

1.- Participar y desarrollar actividades en la agricultura orgánica, en la agricultura agroecológica para una alimentación sana y adecuada. Buscará transitar de la agricultura industrial a las agriculturas cuya relación con la naturaleza sean más compatibles con una alimentación sana y adecuada. Promoverá  la agricultura urbana y periurbana  aprovechando los espacios en un proceso de sustentabilidad y generación de servicios ecológicos a las ciudades y generando y proporcionando tecnologías y asistencia técnica que permita una competencia equilibrada en el uso del aprovechamiento de la tierra y agua.

2.- Capacitación a todos sus agremiados jóvenes y adultos, en la innovación y el desarrollo tecnológico para la mejora de los procesos productivos. Conformando un equipo multidisciplinario capacitado técnicamente y en los procesos de gestión.

3.- Crear una plataforma de información para la integración de proyectos y compartirlos con todas las regiones en las cuales se requieran.

4.- Realizar encuestas para obtener la información de las principales tendencias del consumo en las áreas urbanas, periurbanas y rurales, para producir y consumir localmente.

5.- Capacitación y asesorías permanentes a todos los productores, con tecnologías aplicadas para mejorar la productividad y la integración en las redes de producción y de comercialización, mediante la participación de todos los técnicos agremiados a la CIOAC-JDLD.

6.- Realizar una propuesta de trabajo de acuerdo a cada región a corto mediano y largo plazo (plan de Desarrollo Regional)

7.-Proponer una estrategia de conservación de los recursos naturales, en todos los ámbitos donde se desarrollen proyectos pero así mismo en las regiones donde habitan nuestros compañeros.

8.- Propondrá el rescate del Sistema Milpa como una alternativa de productividad para las familias y su sustento, asi también como una estrategia de conservación de recursos naturales.

9.- Impulsará acuerdos y convenios con instituciones académicas, para promover el mejoramiento de suelos, la transferencia de tecnologías y la capacitación permanente y constante de sus técnicos y agremiados, con temas para la protección y conservación de los recursos naturales en nuestro país, promoviendo un desarrollo rural, urbano y periurbano que garantice la alimentación sana y adecuada de los mexicanos.

10.- Impulsará la creación de redes agropecuarias y agroalimentarias y su desarrollo y contribuirá a la formación técnica de miembros de la Central en esas redes.

11.- Realizar un banco de germoplasma o de semillas orgánica o nativas, por regiones. Propuesta de tres bancos, uno en el norte otro en el sursureste y otro en el centro.

12.- Realizar Convenios con las instituciones certificadoras de productos orgánicos de los agremiados de la CIOAC-JDLD.

13.- Seguimiento y continuidad a la ejecución de proyectos, creando una comisión de seguimiento al desarrollo de los proyectos puestos en marcha. La comisión coordinará la entrega de informes de cada estado, en cada estado se creará una comisión de seguimiento de proyectos.

14.- Desarrollo y fortalecimiento de todos los proyectos de redes de valor y redes productivas acordadas por el Congreso Nacional, en coordinación con la Secretaría General y la Secretaría de Organización y con los responsables por rama productiva.

15.- Manejar las figuras jurídicas asociativas de acuerdo a las condiciones productivas de cada región, hasta llegar a conformar las figuras de segundo nivel en los aspectos productivos y comerciales.

16.- Establecer un programa de seguimiento, fortalecimiento y consolidación de empresas rurales de nuestra organización induciendo su integración a los ejes del fortalecimiento (implementación de mejores prácticas técnico, financiero y jurídico).

17.- En coordinación con la Secretaria de formación política y capacitación, desarrollar un esquema de capacitación para los responsables de planeación y desarrollo rural de los estados y los equipos técnicos enfatizando los acuerdos del Congreso para su mejor desarrollo.

18.- Elaboración del padrón de productores con datos básicos, como los terrenos con los que cuenta, productos, capacidad productiva, rendimientos, en formato adecuado para el manejo de esta información. Integrar con cada estado, ellos enviaran sus padrones.

19.- Analizará y propondrá ideas en torno a los proyectos de desarrollo regional, estatal, nacional e internacional.

20.- LA CIOAC JDLD impulsará acuerdos, convenios etc. con consumidores urbanos y rurales para establecer nuevas fórmulas, mecanismos para crear nuevas e innovadoras relaciones entre productores y consumidores que redefinan la relación producción-consumo desde una perspectiva que involucre todo el avance que se ha tenido en cuanto a los debates en torno a la alimentación adecuada y nuevas formulaciones en cuanto a la reestructuración de la agricultura.

21.- Atención a los temas relacionados con las instituciones TRES  AÑOS COMO MINIMO, en el caso de la producción agroalimentaria, en los temas de:

  1. a) Proyectos productivos
  2. b) Certificación de origen y certificación de orgánicos (aprovechamiento de los recursos de la secretaria en relación con capacitación y eventos)
  3. c) Seguimiento a proyectos pagados y en desarrollo.
  4. d) Seguimiento a proyectos de impacto
  5. e) Estudiar la factibilidad del manejo de fondos de aseguramiento entre otros.

22.- Incluir el uso de las redes sociales para toda la información relacionada con el campo.

23.- Impulsar las cooperativas después de elaborar el padrón de productores.