• Marcos Carrillo #37 Col Vista Alegre C.P 06860 Del. Cuauhtemoc, CDMX
  • 55 7574 5507 y 55 5741 5622
  • Marcos Carrillo #37 Col Vista Alegre C.P 06860 Del. Cuauhtemoc, CDMX
  • 55 7574 5507 y 55 5741 5622

Política Nacional

LA POLÍTICA NACIONAL

El país pasa por una coyuntura compleja que presenta diferentes perspectivas como la económica, política, social y cultural, tanto en el ámbito nacional y su relación con lo internacional.

En el nivel internacional enfrentamos los desafíos de la agenda del nuevo presidente de los EUA: el rechazo a migrantes de otras regiones del mundo así como las amenazas del retorno de millones de migrantes mexicanos, sin seguridad jurídica en ese país, y la probable aplicación de impuestos por el envío de remesas de ese país al nuestro; así mismo la “expulsión” de México de la economía del norte de América a través de la revisión del TLCAN, de lo que se había vanagloriado la clase política y económica nacional. Por otra parte, a pesar de que la economía China es la segunda más importante del mundo y de que ese país es el segundo socio comercial de México, el gobierno no tiene una estrategia clara para profundizar su relación económica con ese país y con otras regiones del mundo.

Después de 34 años de aplicar en nuestro país un modelo basado en el comercio exterior, de supuesto libre mercado y de apostar nuestro desarrollo al TLCAN, sólo hemos tenido impactos desastrosos en nuestra economía y estamos ante una situación en donde debemos participar para incidir en el nuevo rumbo de la nación que queremos.

El sistema político, el Estado y la participación social

México presenta estructuras como la del sistema político, basado en la hegemonía de un solo partido y de un solo grupo elite del poder económico, político y cultural. La misma situación interna de las elecciones en el país, de aquí al final del sexenio, y sobre todo la presidencial en el 2018, pone a la sociedad civil y las organizaciones como la CIOAC-JDLD en una situación de alerta, de reflexión y de tener muy claro el tipo de decisiones que sean las más adecuadas tanto para el desarrollo de la organización en las próximas décadas, así como la reflexión en torno a las elecciones nacionales que enfrentará en esta nueva etapa.

El sistema político presenta aspectos endebles y autoritarios que no permiten transitar hacia una plena democracia, tal es el mismo sistema de partidos que enfrenta muchos vicios; la misma relación entre poderes, casi prácticamente sin autonomía del legislativo y la relación entre los grandes poderes económicos que todos los días nos sorprenden con escándalos cada vez más increíbles de corrupción.

La CIOAC-JDLD está muy consciente de que su participación es hoy altamente significativa a través de sus movilizaciones en todo el país, del fortalecimiento de sus estructuras estatales, municipales y comunitarias y de su  acción política. La CIOAC-JDLD está contribuyendo en la transformación de ese sistema político porque abre las esperanzas por una democracia amplia que vaya acompañada de libertad electoral y justicia social.

De frente a las votaciones de los próximos años, sobre todo las votaciones del 2018, el gobierno federal con el PRI a la cabeza, con el PAN y el PRD a un lado, están buscando mantener su hegemonía política, pero en ese proceso, los empresarios han estado buscando jugar con varias posibilidades de aquí a ese año electoral.  El sector empresarial, en el fondo, no quiere perder sus privilegios y ha venido exigiendo menos intervención del Estado (excepto para sus negocios)  en la economía, menos recursos para el pueblo,  menos gasto público y lo poco que hay, que sea para ellos. En lo muy concreto debemos tomar conciencia y evitar que, como parte del pueblo, a las organizaciones rurales nos usen para sus intereses sobre todo en los procesos de los próximos años.

El sector gubernamental y la burocracia política, que obedece al poder económico, ha venido buscando a  través de varios mecanismos, aún con algunas fuerzas corporativizadas, que son cada vez menos, ante la emergencia de los movimientos sociales independientes, mantener el mismo sistema político de control con un bipartidismo antidemocrático de hoy y sus partidos satélites; la eliminación,  bajo los medios que controla el Estado,  aún si eso incluye la fuerza y la represión a toda oposición.

Las elites del poder y la burocracia política buscan también a través del control de las instituciones electorales seguir con los privilegios de esas elites que obedecen a los intereses de los capitales nacionales e internacionales que controlan los precios de los alimentos, de los combustibles y al final de cuentas  son los grupos de la sociedad que tienen el dominio de la economía y de la esfera política, incluyendo a  buena parte de los partidos, al congreso, poderes fácticos y que son proclives a la sumisión ante otros poderes internacionales.

Es necesario abrirnos paso para contribuir a la construcción de un sistema político que responda en los diferentes poderes de la nación al pueblo, a la sociedad civil, en este caso a las organizaciones campesinas, de ahí la importancia de las movilizaciones en las cuales la CIOAC-JDLD viene participando.

La modificación del sistema político tiene que ver con la forma en que la democracia se viene construyendo, en la forma en que se define, se construyen los acuerdos electorales y todo lo que concierne a la definición de los partidos, pero sobre  todo y, desde la perspectiva de la CIOAC-JDLD, tiene que ver con la influencia que los movimientos tienen y tendrán en la construcción de lo que viene, incluyendo los procesos electorales mismos. El PRI y el PAN conciben al sistema político en estado de equilibrio y se imponen para que ninguno de los grupos de la sociedad (por ejemplo, los campesinos) salga de los valores y conductas que ellos definen.

El sistema político  tiene  que ver con la democracia en el país y la forma en que se ha construido el poder alrededor de un solo partido en lo profundo y en un sistema bipartidista (PRI y PAN) con un  sólo  grupo  dominante  en lo económico, aunque tenga varias expresiones, como los capitales de las comunicaciones, agropecuarios, agroindustriales y financieros. El sistema político en el país ha adquirido una estructura de democracia autoritaria que no ha permitido a lo largo del siglo pasado, y en la actualidad, que nadie, es decir que  ningún otro partido (menos algún movimiento civil, de la sociedad civil) le compita a la elite dominante en lo político y en lo económico, el poder que sexenio tras sexenio se reparten.

La CIOAC JDLD sea un factor de cambio y trabajar para que los que gobiernen tomen en cuenta las propuestas de políticas públicas de nuestra organización como agenda prioritaria. Esta organización debe ser un actor político y no sólo un grupo de presión; nuestras propuestas políticas deben tener un alto grado de nacionalismo.

La CIOAC JDLD participará como actor social en la vida política nacional, estatal y local siempre y cuando se respeten los principios, programa y propuestas de política pública e iniciativas legislativas  y se genere la unidad dentro y fuera de la organización.

Debemos discutir y analizar en un tiempo de 3 a 6 meses el escenario político electoral y nuestra participación en el proceso político de 2018.

Nos manifestamos en contra de cualquier tipo de represión, desaparición forzada y de la judicialización de la lucha social y política del país. Exigimos la aparición de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.

El modelo de desarrollo y sus resultados

En esos procesos, convergen con otros movimientos (como los indígenas, los sindicales, los de la educación básica y universitaria, los migrantes etc.) es lo que podemos definir como la pelea por la hegemonía en la esfera de la política y la esfera económica. El país no cambiará si la hegemonía actual no es removida, vía los procesos electorales o vía los movimientos sociales. Estos movimientos van creciendo y tienen todo para irse posicionando ya que las estructuras corporativizadas van de salida. La hegemonía es la supremacía de grupos económicos y políticos sobre el resto de la sociedad civil, sobre los intereses del pueblo y para ello se apoyan en el sistema político. Pero, ahora, es el momento del pueblo de México, de la sociedad civil en crear nuevas formas de gobernar.

Elemento clave, en la política económica, en la política nacional y también internacional, además de lo anterior, es el modelo de desarrollo actual que no ha tenido los resultados esperados y que fue instalado hace ya 34 años.

Con las reformas estructurales (como la firma del TLCAN, la reforma al artículo 27 constitucional, la Ley de Minas, la Reformas Educativa, Energética, Fiscal, etc.) en sus diferentes fases, México se abrió a los capitales internacionales. Esa política ha creado dependencia, miseria, pobreza,  sobre todo de las grandes mayorías tanto de la población en su conjunto como en el caso particular del campo; ha generado también desempleo y estamos a punto de quedarnos solos en América del Norte de insistir los Estados Unidos de América en el proteccionismo(es decir, cerrar sus fronteras lo más posible, que no vengan sus capitales a México, excepto si con ello obtienen más ganancia para ese país, y cerrar las oportunidades a nuestros paisanos.)

El mercado interno como un todo, pero, sobre todo, los mercados regionales, estatales, populares y tradicionales se han visto afectados por la presencia de las transnacionales y su gran capacidad en diferentes momentos de la cadena productiva –tanto en los procesos productivos, como en los comerciales–. Todas las ramas más importantes alimentarias están controladas por ese tipo de empresas.

Esas empresas son las que están detrás controlando fertilizantes, semillas, agroquímicos, harinas para la producción de tortillas, leche y otros productos cárnicos, como pollo, huevo y otros derivados que son la alimentación del pueblo de México.

En América Latina tenemos amplios ejemplos de cómo le han hecho los países hermanos al momento de definir esos caminos, es decir, cambiar la hegemonía transformado al sistema político y económico dejando que sea un instrumento a favor del pueblo y para el pueblo.

¡Ahí están los ejemplos de Bolivia, Ecuador, Uruguay y Venezuela!

Después de 34 años del actual modelo de desarrollo, los resultados no han sido los esperados. Veamos:

  • Durante el periodo 1983-2014, el crecimiento del PIB mexicano ha sido de 2.3% anual y en el primer bienio del actual sexenio esa tasa es 8% anual; el PIB per cápita apenas ha crecido a una tasa media de 0.6% anual con un crecimiento acumulado de 22.4% en esos 31 años.
  • Comparativamente, durante el periodo 1935-1982, el PIB mexicano creció a una tasa media de 6.1% anual.
  • El crecimiento del PIB per cápita fue de 3.2% anual, con un crecimiento acumulado per cápita de 348% en 48 años.
  • En 1982, México era la octava economía del planeta

Mientras que China era la décima economía; Treinta y un años después China se convirtió en la segunda economía del mundo, Mientras que México descendió al onceavo lugar.

  • No sólo extraviamos el camino del desarrollo, también sufrimos un fuerte deterioro del bienestar de las mayorías nacionales. Durante el periodo 1983-2014, los salarios mínimos perdieron el 71.9% de su poder de compra. El mercado de trabajo sufre de gran precariedad, dando lugar a un índice de pobreza laboral superior al 40%.
  • Los ingresos medios de los campesinos se redujeron más de un tercio en términos reales;
  • Se agigantó el sector informal de la economía hasta incluir al 58% de los ocupados.
  • Se sumaron más millones de mexicanos en la pobreza; la incidencia nacional de la pobreza va al alza desde hace ocho años; la vulnerabilidad afecta a casi el 80% de la población,
  • Una situación preocupante y grave es que nos enfilamos así hacia una grave pérdida de cohesión social, cuyas manifestaciones son cada vez más alarmantes, estamos en un probable escenario de fragmentación social, no solo por los ingresos o el acceso al bienestar, sino por razones profundamente electorales.

Ejemplo de los cambios y en la posibilidad de redefinir otros rumbos en las sociedades es el caso chino. Una de las economías emergentes más activas con altos niveles de crecimiento como China viene cambiando su modelo de desarrollo en la actualidad, sobre todo, en los últimos años.

China, está orientada a mirar hacia su mercado interno, desarrollando sus regiones más rezagadas, y comercializando al interior. Con ello, China está combinando al mercado externo y poniendo en un nuevo plano al mercado interno. México tiene el sureste para buscar un desarrollo interno más amplio y producir sus alimentos.

Ante esta realidad económica, el neoliberalismo como modelo de desarrollo en América Latina ha traído una serie de efectos sociales que penetran varios niveles de la humanidad y desde la colonialidad interna. Encontramos que de la pobreza económica,  desprenden grandes y profundas manifestaciones histórico-sociales y culturales entre las que sobresalen la marginación, la exclusión social, la represión a los movimientos sociales, el olvido del campo, la nueva organización política-empresarial, la ignorancia a gran escala, la falta de interés en la política, la insensibilización a lo diferente, el tedio, el gansterismo, las nuevas formas de manifestación del narcotráfico y el enorme apego a las mentalidades coloniales que devienen de un Nuevo Orden Mundial y que genera un olvido del pasado y nuestra tradiciones culturales, dejando de lado las ganas de generar nuevas opciones para los mexicanos.

La política agropecuaria y agroalimentaria

La política hacia el campo ha partido del modelo de desarrollo que se ha concentrado en las grandes unidades de producción, lo que ha provocado la exclusión prácticamente de la gran mayoría de los campesinos y de los pequeños productores. Han utilizado todos los instrumentos a su alcance durante 34 años  para aplicar esa política que nos ha hecho más dependientes del exterior y han generado más pobreza, desempleo, migración y desigualdad.

Por ello la política en los próximos años debe contemplar que el  gasto rural debe cambiar drásticamente orientándose hacia los ejidos, comunidades y pueblos indígenas y originarios y a las pequeñas unidades de producción, sobre todo ahora que el Ejecutivo federal está dejando de lado su estrategia de asociacionismo entre pequeñas unidades de producción y grandes capitalistas.

   

Los 352 mil millones del presupuesto rural para el 2016 en términos reales, pusieron al campo y a las familias campesinas como al arranque del sexenio; en otras palabras, vamos a la mitad, pero estamos como al principio (en el 2013). Además, dado que los fenómenos que lo impactan se han agudizado, la situación es peor. Los espacios que el Estado debería cubrir quedan sin control y eso abre y dispone todas las posibilidades para el ejercicio de la violencia.

Del total del gasto rural en fomento productivo, el 96 %  se destina a los grandes capitalistas, el resto se reparte entre medianos productores y las pequeñas unidades de producción, ubicadas generalmente  en estados como Hidalgo, Puebla, Michoacán, Oaxaca, Chiapas y el sureste del país en donde los recursos para el 2016 se han reducido como es el caso del programa del sur-sureste.

El Estado debe asumir su responsabilidad y reconocer que el medio rural es multifuncional, que además de las actividades agropecuarias se desarrollan en el medio rural una gran cantidad de actividades (no sólo agropecuarias), que requieren apoyo. Debemos asumir en el país un ESTRATEGIA DE DESARROLLO RURAL SUSTENTABLE; es por ello que hoy debemos liberar el potencial productivo de alimentos desde la agricultura familiar y el pequeño productor.

 

En el campo mexicano se encuentran los grupos más pobres dentro del 80 % de las unidades de producción. Estas unidades no sólo se dedican a la producción agropecuaria, también desarrollan actividades de agroindustria, artesanía, servicios comerciales, minería etc. Los gobiernos neoliberales han cerrado los ojos ante esta realidad.

El Estado se desentiende de buscar alternativas para todos estos grupos. No basta sólo con atender las necesidades de producción alimentaria, sino también apoyar otras actividades. La fuerza de trabajo ahí ubicada es la que luego emigra y  se desempeña en otros países en actividades necesariamente no agrícolas.

Se requiere impulsar el crecimiento sobre la base de la expansión del mercado interno, creando empleo, y buen nivel de ingreso para las familias rurales que estén en actividades agropecuarias y otras actividades como las comerciales, de servicios, agroindustriales y turísticas.

Satisfacer el alimento de más de 50 millones de mexicanos que viven en pobreza implica que estos tengan acceso a trabajo digno y bien remunerado, con acceso a la cultura.

Estas familias tendrían la capacidad de compra y podrían activar las empresas nacionales en una perspectiva interna del desarrollo.

Sin abandonar el mercado externo México podría poner énfasis en sus regiones más atrasadas, así ya no tendríamos solo regiones avanzadas como las del norte creciendo con el mercado externo en algunas frutas y hortalizas y podríamos tener en expansión a las regiones del sur-sureste, siendo incluidas  en el desarrollo y el crecimiento.

La región del sur-sureste tiene la capacidad de generar los alimentos que el país requiere sobre todo en cuanto a alimentos básicos se refiere.

Esta visión es totalmente diferente a la reconversión del sur, que ha propuesto el gobierno federal, al buscar incorporar al sur desde una perspectiva del modelo de agricultura altamente comercial y basada en la degradación de los recursos naturales. Es decir, pensamos en opciones de producción más compatibles con el medio ambiente como la agricultura agroecológica y orgánica entre otras, con pequeñas unidades de producción y desde una perspectiva de la defensa del territorio y la cultura regional.

Es necesario eliminar la dependencia alimentaria en granos básicos y estratégicos, donde los aportes del campesinado son incuestionables.

Por un cambio en la política nacional

Un nuevo rumbo del país pasa por la superación del actual modelo de desarrollo y buscar la creación del modelo de desarrollo alternativo, para limpiar el mercado interno (favoreciendo a la economía campesina y no a las empresas transnacionales en la producción de alimentos) y activar el trabajo digno y el desarrollo sobre la base de un Estado Social, transformando el  actual Estado mínimo, es decir se necesita un Estado que reformule toda la política social.

El modelo de desarrollo alternativo se podría componer de:

a.- Un Estado fuerte social y comprometido con el pueblo.

b.- Desarrollar el comercio internacional, pero lo combinado con el desarrollo de las distintas regiones del país.

c.- Promueve el desarrollo del mercado interno, con producción alimentaria del país y la economía campesina;

d.- Promueve la soberanía alimentaria con la producción agroecológica y orgánica;

h.- Defiende un gasto público rural y nacional creciente y comprometido con el crecimiento, este debe orientarse a invertirse y apoyar a los pequeños productores rurales y urbanos.

f.- Que genere empleo con salario digno, erradique la pobreza y la desigualdad.

Las acciones centrales de la CIOAC-JDLD en la nueva etapa en los próximos años:

  1. Participar en los procesos políticos que están definiendo el rostro político de México, con el fin de impulsar la transformación del actual modelo de desarrollo por uno que parta de las necesidades y anhelos de la mayoría de los mexicanos, con el que se logre un desarrollo equilibrado, mejorar las condiciones de vida, superar la pobreza y el hambre, favorecer los recursos naturales y el medio ambiente, preservar y desarrollar nuestras culturas. Un modelo donde se respete la vida y la autonomía de los pueblos indios y originarios. Esta discusión forma parte de la problemática a nivel nacional, en las regiones igualmente tomar decisiones concretas, muy particulares en cada una de esas acciones en el orden político.
  2. Estar atentos a la política norteamericana, en particular en lo relativo al comercio y la migración. Demandamos respeto a los derechos humanos y laborales de los migrantes y nos pronunciamos contra la separación de las familias mexicanas en ese país; además demandamos la revisión del capítulo agropecuario del TLCAN desde la perspectiva de la defensa de la soberanía alimentaria y producción interna de alimentos en este y en otros tratados bilaterales y multilaterales.
  3. Participar en los debates relacionados con los temas comerciales  tanto en lo del TLCAN como en los temas de reflexión en general.
  4. Participar en la definición y los destinos del presupuesto. En particular se vendrán fuertes presiones dado que las empresas transnacionales y los grupos privados nacionales presionaran en los próximos años, para tener más recursos ante la nueva política de EUA y por la búsqueda de nuevos mercados, en el pacífico, en Asia etc.
  5. Impulsar como ejes del nuevo modelo de desarrollo: estado social, soberanía alimentaria, producción orgánica y agroecológica, gasto rural equitativo, desarrollo del mercado interno, comercio internacional con desarrollo nacional y regional, acabar con la pobreza y el hambre.
  6. Fortalecer al interior  de la organización, la expansión de la agricultura sobre la base de aquellas agriculturas compatibles con la alimentación sana y adecuada. Instrumentar políticas en los temas comerciales y en todos los procesos de formación de la organización.
  7. Impulsar un nuevo proyecto de desarrollo social, con un estado social, un nuevo enfoque de estado benefactor, con atención en la salud, la vivienda, la educación, y otros. En ese sentido impulsar la transformación del Estado, a través de la participación de cada uno de los diferentes puntos anteriores
  8. Buscar la convergencia con otras fuerzas para cambiar el rumbo del actual gobierno; básicamente sobre la base de los movimientos sociales por la defensa de aquellos valores que la CIOAC-JDLD ha impulsado: la democracia, la justicia, la libertad.
  9. La política nacional pasa por todo lo anterior e implica una aguda conciencia de los miembros de la CIOAC-JDLD y por la búsqueda de una sociedad mejor que supere las trabas de las reformas estructurales impuestas contra la población rural y el pueblo de México.
  10. Será imprescindible la recuperación de las condiciones laborales de los mexicanos vía la democracia, las mejoras salariales, la orientación de las reformas, a través de un Estado democrático y una sociedad fuerte e independiente.
  11. Fortalecer la organización interna de la CIOAC JDLD y discutir en el último trimestre del año la posición política de la organización ante los procesos electorales del año 2018, sobre la base de los documentos internos discutidos y analizados.
  12. Conformación de una comisión de defensa jurídica y política de los agremiados.
  13. Impulsar la participación de los jóvenes difundiendo a través de las nuevas tecnologías lo programas y documentos de nuestra organización.
  14. Luchar por el reconocimiento de los Derechos Humanos de los mujeres y las niñas y exigir al gobierno federal cumpla con las obligaciones suscritas en tratados internacionales y lo establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida libre de Violencia. Se asume las frases “Ni una menos y nos queremos vivas”.

PROPUESTAS DE CAMBIO DEL DOCUMENTO

LA POLÍTICA NACIONAL

 

  1. De parte de la mesa se propone que el documento lleve por título:

 

EL PAPEL SOCIAL Y POLÍTICO DE LA CIOAC-JDLD EN EL CONTEXTO DE LA POLÍTICA NACIONAL.

Y que el documento se divida de la siguiente manera:

  • El tema del sistema político, el Estado y la participación social que inicia en el último párrafo de la página 1, termine hasta la página 4 en el tercer párrafo.
  • El tema el Modelo de desarrollo y sus resultados inicie en la página 4 en el 4º. Párrafo y termine en la página 7.
  • El tema la política agropecuaria y agroalimentaria se queda en el mismo lugar página 8.
  • El tema Por un cambio en la política nacional. (Propuestas) queda en el mismo lugar página 10.
  • El tema las acciones centrales de la CIOAC-JDLD, en la nueva etapa, en los próximos años. (Tareas) queda en el mismo lugar página 11.
  1. Ezequiel Torres del Estado de México.

Propone:

  • Mantener una coordinación con organizaciones ligadas al campo para anular el TLC.
  • Coordinación con todo el sector campesino para que los recursos lleguen directamente al campesino, entrándole en una lucha frontal en cada delegación estatal.   Impulsar a las personas suficientemente capaces que se perfilen para la gestión y trabajar para coordinarse con otras organizaciones.
  • Congruencia en nuestra idea de ser de izquierda para ser un factor de cambio que requiere este país.
  • Un buen programa de Capacitación política e ideológica que no se tiene.
  1. Jesús Salvador Hernández de Tabasco.

Propone:

  • Definir el rumbo hacia dónde vamos de manera política.
  • Encadenamiento productivo
  1. Álvaro Mota Limón de Veracruz.

Propone:

  • Se integre una comisión política nacional que de seguimiento, respaldo e impulso para los aspirantes a representantes populares.
  • Emitir opinión universal consensada con todos sobre el TLC.
  1. Miguel Ángel Rebollar Cuéllar del Estado de México.

Propone:

  • Especificar qué es política y de qué política se está hablando.
  • Se debe tener una línea precisa.
  1. Diputado JORGE ALVAREZ de CHIAPAS

Propone:

 

  • No hablar de partidos sino más bien a los actores que reconozcan el ideario de la CIOAC JDLD.
  • CIOAC JDLD debe trabajar para que quien quiera gobernar tome en cuenta las propuestas
  • LA CIOAC JDLD debe ser un factor de cambio
  1. PABLO SANCHEZ DEL ESTADO DE MEXICO
  • Propone posicionamientos mensuales o trimestrales o semestrales
  • Que las políticas de la CIOAC JDLD tenga ALTAS DOSIS DE NACIONALISMO
  • Enfocarse en los programas, CIOAC JDLD no debe ser solo un grupo de presión sino actor político y grupo de decisión
  • Debemos de buscar ser una organización sólida que se le reconozca por su solidez
  1. María del Carmen Salanueva de la CDMX

Propone:

  • Se quite lo de los partidos y si no se anote solamente izquierda o derecha.
  • Incidir en las Reglas de Operación de los proyectos productivos para que se pueda acceder con más facilidad a ellos.
  1. Hermilo Juárez de OAXACA

Propone:

  • Que la CIOAC proponga la desaparición del TLC
  1. Ángel Daniel de Chiapas

Propone:

  • Idea central todos caminemos juntos
  • Realizar un plan para realizar cultivos nativos
  • No comprar ni consumir productos en los supermercados, sino en los mercados o directamente con los productores.
  1. Damiana Sánchez de Zacatecas

Propone:

  • No consumir productos del extranjero sino del campo.
  1. Cosío Martínez de Guanajuato

Propone:

  • Estructuras de Comités de Base y Comités Municipales.
  • Comisiones reales y no de papel
  • Formulario de todas las propuestas.
  1. Minerva Ventura de Tabasco

Propone:

  • Mirar hacia adelante. Lo pasado, pasado.
  • Apoyar a jóvenes y mujeres.
  1. Lorencio Ramírez de Tamaulipas

Propone:

  • Ayudar a los campesinos para asesorar y que no vendan su producto a muy bajo costo.
  1. Marisol de Baja California.

Propone:

  • Regionalizar la problemática de la República Mexicana.
  • Se quite la impresión de que en Baja California se vive bien.
  • Que la CIOAC incida en el TLC con personas capacitadas en tratados internacionales.
  1. FRANCISCO GUERRERO,
  • Que los que estudiaron sean sensibles y hagan propuestas que beneficien a los más pobres del país
  1. CIRENIO MARTINEZ de Veracruz
  • No debe existir en el documento las figuras de los partidos políticos
  • Debe prevalecer la unidad

Participar y dar seguimiento a las reformas estructurales y creación, modificación, derogación de leyes

Alguien habló sobre el nacionalismo.

Proponer juicio político.

SEGUNDO DIA DE PARTICIPACIONES

  1. GILBERT HERNANDEZ  estado de HIDALGO.
  • Considera que la CIOAC JDLD debe buscar  la una unidad de las izquierdas, y fortalecer la organización y tendremos que valernos de muchas formas.
  • Nos hacen falta técnicos para ver fortalezas y debilidades
  • Pagina WEB donde se deje claro que es la CIOAC JDLD y que hace.
  1. MIGUEL ANGEL REBOLLO CUELLAR de
  • Defender  la independencia de la Organización
  • No a las alianzas
  • Que leamos los estatutos y que entendamos que no tenemos ningún partido político.
  1. JESUS SALVADOR HERNANDEZ  de TABASCO.
  • Debemos incluirnos en la política y hablar de política de partidos, de otra forma no podremos lograr que se bajen los recursos, y entonces no tendremos acceso a los programas.
  • Que se abra un Programa de afiliación
  1. FELIPE PINEDA DEL ESTADO DE OAXACA

Comenta que todos deseamos un cambio, de manera que todos los recursos que se llevan los presidentes, que son esos que no llegan a los estados, que primero busquemos el reino de dios y su justicia, y solo así podremos lograr el cambio, doblar nuestras rodillas y pedir por ellos. Dios es el dueño del oro y  de la plata.

Dios puso las leyes, pero se han distorsionado, porque el dinero les gana.

Que se  formen primero unos buenos pilares, la gente quiere ver cosas reales, que promesas ya no, que las palabras se las lleva el viento, los hechos son los que cuentan.

  1. Francisco de Guerrero.

Respetarnos entre nosotros.

Conocer la necesidad de cada estado y municipio

Exigir la APARICION DE LOS 43 DE AYOTZINAPA

  1. Ezequiel Torres. Estado de México.

Eje estratégico: Que seamos mecanismo de unidad.

Empoderar a esta organización promoviendo a los que tienen el perfil, para que se les impulse como candidatos.

  1. FERNANDO CUELLAR Ciudad de Mexico

Construir una organización que vaya a fondo con iniciativas legislativas y políticas publicas para el campo.

Empoderar y trabajar en los estados para que los compañeros lleguen en donde están las decisiones.

Si somos de izquierda con diferentes matices.

Fortalecer la organización dándole estructura.

Acercamientos políticos siempre y cuando sean congruentes con el ideario de la CIOAC.

Se haga una comisión de defensa jurídica y política de los problemas de los agremiados.

  1. Jorge Ramon. Guerrero

Hacer la tarea política para el 2018.

Se analice en 3 meses con que partido política se va a participar y no después por las presuras no se nos tomen en cuenta.

  1. Jose Ines Hidalgo

Emprender la nueva etapa en unidad porque se tiene el potencial humanos para poder participar.

  1. Miguel Angel Rebollar del estado de Mexico.

En el documento en la pag 7.  Hacer énfasis en la discriminación y no mencionar indígena sino gente originaria.

  1. Mtro. Alvaro Mota. Veracruz

Importante que la CIOAC sea un actor en el ámbito nacional.

No ser solamente observadores

Que se tome acuerdo nacional a quien se va a apoyar en el 2018.

  1. Florencio

No discriminar a nadie.

Se formulen leyes que defienda los intereses de todos.

Que la CIOAC haga lo que le corresponda con honestidad como lo ha hecho hasta ahora.

  1. CARMEN

Que la CIOAC JDLD realice un programa integral donde se involucre directamente a los jóvenes y que se difunda a través de las  TICS, programa que vaya encaminado a evitar que los jóvenes sean coptados por el narcotráfico y las adicciones. Y que se pronuncia por la aparición de los 43 jovenes de Ayotzinapa.

La CIOAC JDLD se compromete al reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres y las ninas, asi como exigir al gobierno federal que cumpla con la obligaci[on que suscribió en las tratados internaciones y en la Ley General de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencias, para prevenir, erradicar y sancionar la violencia contra las mujeres y su empoderamieno.  A su vez la CIOAC se compromete a impulsar la participación ciudadana y política de las mujeres en igualdad impulsando acciones para cerrar las brechas de desigualdad. Y se pronuncia por NI UNA MENOS y NOS QUEREMOS VIVAS.

La CIOAC se pronuncia por el cuidado del medio ambiente.